Nunca hay demasiado tiempo, a menos que estes en prision.
Malcolm Forbes